top of page
Search
  • Writer's pictureMiguel Esteva Wurts

10 mar 23 - de abuelos, genes y abuelas


La discusión entre un grupo de cuates del Whats fue de que si nuestros papás y abuelos tuvieron mucho más aventuras e hicieron mucho más que nosotros, ‘más aventuras’ y ‘hacer más’ siendo definido por el “número de mujeres” que “tuvieron” en el transcurso de su vida, cosa que está bien, cada quien mata las pulgas como mejor puede, obvio, pero eso de "tener" a otras personas suena tan, no sé, tan ‘calabozo en castillo medieval’, tan ‘Baron con genitales rojos e hinchados con una enfermedad venérea’, que no sé si es muy justo el comparar las vidas de los abuelos con las nuestras en esos términos, aparte de la sordidez completa de dicho parámetro. Argumentaba, uno de los del grupo, que el abuelo se iba al Africa durante periodos extensos de tiempo, y de que era un verdadero conquistador, un Don Juan, dejando a la mujer con la que se había casado, a la ahora esposa a quien había conquistado con tiernas cartas de amor durante su noviazgo, echa un energúmeno esperando el regreso del marido cual Penélope. Toda la visual me parece muy mísera, por decir lo menos, eso de que el Pater familia abandonará a sus chamacos y a la mujer a quien le mandó toda una sarta de cartas para ligársela cuando eran novios, y que a la hora de los cocolazos y del diario, de que te toca cambiar el pañal, de anda dales de cenar a tus chamacos, de bañarlos, asesorarlos, apapacharlos, abrazarlos y todo este tipo de mundanerías, que el abuelo agarrase sus chivas y se largara a ligarse a cuanta chamaca se le cruzara enfrente. Claro que también está la cosa, que no discutimos porque me dio harta flojera entrar al tema, de que qué pasa si mientras la mujer esperaba en casa, en vez de tejer chambritas para los eventuales bebes, atendía a una serie de amantes y que por tanto, la paternidad de los hijos entraba en duda, de que quien sabe si el abuelo era en realidad el abuelo, de que si los hijos que decía haber tenido con su mujer —“su hembra” en términos de la discusión adolescentrica de nuestro chat— fueran en realidad de él. Ojalá que no. En fin, estoy aquí, debatiendo si entrarle a esta discusión en el Whats’ que se me hace necia por donde uno la vea, o simplemente dejarla morir por lo sano.



Comentários


bottom of page